jueves, 28 de febrero de 2013

Innovación o Crecimiento de servicios bibliotecarios


Estamos enfrentado una serie de grandes desafíos, que va desde el calentamiento del clima hasta el terrorismo.  Sólo una innovación con sentido podría ocuparse de estos problemas.  Sin embargo, la mayoría de instituciones rechazan la innovación y asumen prácticas conservadoras.

En la actualidad enfrentamos un mundo donde lo inaudito se ha vuelto la norma: las bibliotecas  solo son visitadas en épocas de exámenes, y en tiempos normales éstas están tratando de no quedarse vacías, los modelos de administración bibliotecaria se han vuelto obsoletos, por tanto se hace necesario recomponer valores, la innovación, la adaptabilidad, la ideología de gestión y la pasión de servir.

La gran cantidad de información disponible es prueba de que la innovación es el motor de éxito económico en esta era.  Los jefes o Directivos saben de innovación, y saben que las personas son más felices cuando realizan un trabajo creativo.  Debemos observar los métodos de las bibliotecas líderes y adaptar aquellos que le sirvan a nuestra biblioteca, o buscar un modelo entre las bibliotecas innovadoras.

La aparición de redes sociales nos obliga dinamizar las bibliotecas, a fin de que éstas logren destacarse dentro de su institución, los servicios que las bibliotecas realicen para satisfacer la demanda de los usuarios internos y externos, generará una imagen positiva dentro y fuera de la Institución.  Para ello, los profesionales de la información deberán generar  valor agregado a la información que alberga la biblioteca, desarrollando así productividad y crecimiento de servicios. 

Para mejorar la calidad de los servicios bibliotecarios, debemos interrelacionar tres cosas:

- Surfear las tendencias: ubicarse entre las “n”  redes sociales existentes en el medio, posicionarse de manera ventajosa. Por otro lado, todo el mundo sabe que la   nube será muy importante en el futuro. Por tanto, se debe ir implementando un modelo de servicios que encaje con esta nueva tendencia.

- Invertir antes de que aparezca la demanda:  la tecnología nos ayuda a desarrollar nuevas plataformas para dar a conocer los nuevos servicios y ofrecer contenidos en diversos soportes,  a fin de satisfacer las necesidades de los nativos y migrantes digitales; así como nuestro usuario tradicional.  Algunos Directores costean los gastos en  biblioteca en su presupuesto anual, como nuevas oportunidades de crecimiento.

- Habituarse a convertir las ideas en realidad: los profesionales de la información hacen de la planificación una parte integral de sus quehaceres.  Para el desarrollo del Plan de actividades, se requiere identifican las oportunidades para innovar los servicios y ponerlos a disposición de sus usuarios, el logro de esto generará el posicionando de la biblioteca.  Visto desde otro punto las bibliotecas simplemente reaccionan ante los cambios del mercado.  



Buscando crecimiento con nuestra propia información 

Los profesionales que laboramos en el mundo de las bibliotecas nos sentimos abrumados por el ingente volumen de datos disponibles en el medio; lo cierto es que esta data nos permite diversificar otros servicios bibliotecarios, reempacar la información haciéndola más digerible (resúmenes, comentarios, etc.).

Algunas sugerencias para convertir la información en ingresos:

- Aprovechar todas las fuentes de data: debemos crear más oportunidades para fidelizar a nuestros usuarios, y que éstos nos hagan conocer  sus requerimientos y necesidades futuras.  Asimismo, debemos asociarnos con proveedores externos y tratar de buscar o desarrollar patrones para el manejo de la data.

- Promocionar los servicios con un criterio profesional, para ello debemos valernos de un sofisticado análisis de microsegmentación para crear servicios personalizados que satisfaga las necesidades de un segmento de usuarios (Ejem.  la atención a los profesores).  Asimismo, se debe utilizar la data para pronosticar las tendencias y desarrollar programas que mejoren la calidad de los servicios bibliotecarios.

- Considerar a la data como un producto que la biblioteca pone a disposición de sus usuarios; por tanto debemos lograr su disponibilidad oportuna, es tarea del especialista en información lograr que sus usuarios realicen investigaciones sistemáticas, y que la data disponible en la biblioteca sea piedra angular para establecer estrategias de un proyecto o para la toma de decisiones.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada